Que desastre…. Os tengo olvidados desde hace tanto tiempo… pero entre las vacaciones, la adaptación al cole de Martina (que no para de llorar) y la boda de M&J no he tenido tiempo de sentarme ni un ratito hasta hoy.

Por eso, os tengo que contar muchas cosas, sobre todo referentes a la boda. Y es que estoy muy orgullosa de LA GRAN BODA DEL AÑO.

Nada de bodas reales, ni bodas famosas, LA GRAN BODA DE AÑO ha sido, sin duda alguna, la de M&J, y está mal que lo diga yo, por lo que me toca, pero ha sido una de las bodas más bonitas, divertidas y detallistas que he podido organizar y disfrutar.

La verdad es que me ha tenido muy ocupada por el grado de detalles que tenia y el número de invitados (y eso que al final fueron un 30% menos), pero ha merecido la pena, por el resultado y por las felicitaciones. Sobre todo me hizo mucha ilusión una de las amigas de los novios, que ya está casada, y me decía que cuando se vuelva a casar, sin dudarlo ninun momento, iba a contar conmigo… Yo le decía que me gustaba mucho su marido, que hacen muy buena pareja y que , por favor, que no se volviera a casar, que celebrara fiestas de aniversario o bodas de plata, oro, etc… 😉

Voy a empezar por el principio, voy a hablaros de los novios.

El primer baile

El primer baile

Se llaman María José y Juan. Se conocen desde el colegio y desde los 16 años están juntos. Toda su familia les decía “ya era hora de que os casarais después de llevar toda la vida juntos” y es que se han casado; Juan con 32 y María José con 33 –toda la vida Juntos- casi, casi, si se descuidan, celebran unas bodas de plata antes que la boda. Y como el primer día, sólo hace falta ver la foto del baile y la cara de ENAMORADOS que tenían los dos. (lagrimillas…..)

Hace un poco más de un año empezamos a organizarlo todo, pero con calma por que debíamos cuadrar fechas con asuntos personales de los novios y no pudimos empezar a ver cosas ejecutadas hasta hace poco más de cuatro meses. Aún así, tenían bastante claras algunas cosas; boda en los Jerónimos, de Madrid, celebración en una finca preciosa en El Escorial y la fecha; 14 de septiembre de 2013.

Los novios en las escalinatas de La Iglesia de Los Jerónimos de Madrid

Los novios en las escalinatas de La Iglesia de Los Jerónimos de Madrid

Lo primero que empezamos a diseñar fueron las invitaciones. De las invitaciones ya os hablé en otro post, así que os dejo una foto –de nuevo- del resultado final y, como vais a ver, todo el resto de detalles de la boda irán en el mismo todo (azul) o similar.

Invitaciones

Invitaciones

Caligrafiamos todas las direcciones y nombres de los invitados y se empezaron a enviar el mes de julio.

A partir de julio, todo fue trabajo constante y permanente; empezamos a trabajar en el photo booth, el protocolo de mesas, las candy bar, el concierto (SIIIIII CONCIERTO), la jaima, los detalles para los invitados, los cartelitos varios personalizados…

Poco a poco os iré enseñando fotos de todo.

La semana antes a la boda estuvimos muy nerviosos por culpa del tiempo. No parábamos de mirar en internet las predicciones meteorológicas para el día 14 y no paraba de dar lluvia para el sábado – imaginaos los nervios, sobre todo porque todo estaba planificado para el exterior – hasta que, por fin, el jueves empezó a dar sol total para el sábado…. Ufff que alegría y qué descanso…!!!  Todo listo para poder montar y decorar… y eso hicimos.

Montaje Photo Booth

Montaje Photo Booth

 Montamos el photo booth, y colgamos porta velas y lámparas de papel de los árboles para que cuando llegara la noche pudiéramos iluminar un poco más la finca.  Los porta velas los tuvimos que iluminar con velas led que no cedió, muy amablemente, Amador, el dueño de la finca, ya que había riesgo de incendio si encendíamos la velitas cerca de  los árboles. Y las lámparas de papel quedaron geniales iluminadas con las bombillas led que teníamos preparadas.

Porta velas DIY colgados de los árboles

Porta velas DIY colgados de los árboles

No sé si os o he contado ya, pero todos los carteles, etiquetas, textos… etc. de la boda iban personalizados con el logo de los novios (que lo diseñó la novia y nosotros se lo digitalizamos y le dimos forma para poder plasmarlo en todas partes).

Logotipo

Logotipo

Y la temática: MADRID.

A los novios siempre les ha gustado mucho Madrid y lo castizo; el chotis de “Madrid, Madrid” y la verbena de la Paloma, la pradera de San Isidro (sobre todo la María José). Así que me dijeron; “Anita, queremos que la boda esté inspirada en Madrid y que los nombres de las mesas sean nombres de las calles más importantes para nuestras familias y para nosotros” y ahí empezó mi cabecita a dar vueltas y vueltas… Así que diseñamos carteles,  orientamos objetivos, diseños y toda la temática de la boda a Madrid. Desde los carteles explicativos, hasta el protocolo de mesas estaba inspirado en Madrid.

EL PHOTO BOOTH > El photo booth tenía su propio cartel explicativo (escrito en el lenguaje de los chulapos) de lo que debían hacer los invitados y tenía, además de los elementos típicos de photocall, claveles rojos y blancos para las chulapas y una parpusa para los chicos.

Cartel explicativo foto booth

Cartel explicativo foto booth

Chulapos posando

Chulapos posando

Chulapas posando

Chulapas posando

Y con esto y un bizcocho…  en la próxima entrada os sigo contando cosas de LA GRAN BODA DEL AÑO. ¿A qué os apetece saber más?

 

Anuncios