Como manda la tradición toda novia que se precie debe llevar algo nuevo, algo viejo, algo prestado y algo azul.

Esta tradición surgió en la época victoriana en Inglaterra y consiste en llevar a uno o más elementos que son “viejos”, “nuevos”, “prestados” y “azules”.

Hay una vieja rima en inglés que describe esta práctica y que también menciona una moneda en el zapato de novia. Dice así:

“Something old,

something new,

something borrowed,

Something blue,

and a silver coin in his shoe”.

Source: silver6pence.co.uk via P on Pinterest

Algo viejo, que simboliza la continuidad y se relaciona con el vínculo que une a las novias con sus familiares y amigos.
Al llevar ese elemento muestran su predisposición a heredar la felicidad que han vivido sus padres, abuelos, etc.. en sus años de casados.
Podría ser una pieza de encaje, joyas, o un pañuelo de la abuela.

 

 

Algo nuevo, que simboliza el optimismo en el futuro, la fortuna y el éxito en la vida matrimonial. Generalmente, el vestido de la novia es el elemento nuevo, aunque también podrían ser los anillos de boda.

Source: 3.bp.blogspot.com via P on Pinterest

 

 

Algo prestado, que significa la felicidad futura y la ayuda que la novia siempre podrá esperar de sus familiares y amigos. Podría ser un pañuelo, los pendientes o las arras de un familiar o amigo felizmente casado.

 

 

Algo azul, que simboliza la modestia, la fidelidad y el amor. En épocas bíblicas, la tradición judía decía que el color azul, y no el blanco, representaba la pureza de la novia. Tanto el novio y la novia, generalmente, llevaban una banda de tela azul alrededor de la parte inferior de su traje de la boda.
Hoy en día el toque azul generalmente aparece en una liga o cintita cosida en la parte interior de la novia.

¿Tienes tus símbolos preparados?

Anuncios